El Sindicato CCOO desde la Federación de Servicios a la Ciudadanía (FSC) de CCOO-Cuenca opina que el proyecto de nueva Ley de Seguridad Privada conlleva la privatización de la Seguridad ciudaadana Pública

http://www.segurpricat.com.es Segurpricat Consulting

http://www.segurpricat.com.es
Segurpricat Consulting

CCOO rechaza la privatización de la Seguridad Pública

“Con esta Ley de seguridad privada, sobrarán policías”

“Con el inicio del año 2014 va a coincidir la entrada en vigor de la reforma de las Administraciones Locales y con la inminente aprobación de la nueva Ley de Seguridad Privada como complementaria y corresponsable de la seguridad ciudadana, pone en evidencia algunas de las intenciones del gobierno del PP para beneficiar a las empresas privadas de seguridad y convertir el ámbito público en un negocio más”, comentaron desde la Federación de Servicios a la Ciudadanía (FSC) de CCOO-Cuenca

 
En el caso de la Policía Local, desde la FSC CCOO expusieron sus temores, que va a tener como consecuencia la posible desaparición de estos agentes, no sólo en las capitales y grandes municipios sino también en los pequeños municipios que podrán ser sustituidos por vigilantes privados por ejemplo para la custodia y vigilancia de edificios, patrullaje urbano, etc.
En la provincia de Cuenca actualmente hay aproximadamente unos 170 miembros de policía local, en 15 municipios, donde se incluyen los agentes de movilidad de la capital y vigilantes municipales de algunas localidades.
Para CCOO la Ley de Seguridad Privada “precariza la seguridad pública a favor del negocio privado y desprotege a los vigilantes”. “Está dentro de su estrategia de recortes presupuestarios que impone el PP y con ella se avanza en la su lógica de que sólo quienes la puedan pagar tendrán seguridad”, advirtieron. “La nueva normativa además  es un ejemplo más de la estrategia de acoso a los derechos sociales y de deterioro democrático que desde el Ministerio del Interior se está promoviendo de manera preocupante con la futura Ley de Seguridad Ciudadana”, manifestaron desde la FSC CCOO-Cuenca.
“La prestación de un servicio público de seguridad y de calidad exige una formación de nivel, experiencia en el desarrollo de las tareas, y potenciación de la investigación y la especialización, por ello la seguridad privada debe buscar su crecimiento y su mercado, con un empleo de calidad en el ámbito privado y no sobre la destrucción de los servicios públicos”, remarcaron, para señalar por último que “la ley no es beneficiosa para los trabajadores y trabajadoras del sector de seguridad privada. Muy al contrario, va a suponerles más responsabilidades sin beneficios”.

El director de la Policía ha inaugurado una jornada de trabajo sobre alarmas donde los asistentes han abordado también el proyecto de la Ley de Seguridad Privada, profundizando en el papel preventivo de la seguridad privada en beneficio de la seguridad general, aprovechando e integrando funcionalmente su potencial informativo, recursos humanos y medios materiales La Policía Nacional logra reducir un 90% las alarmas falsas de las empresas de seguridad privada

La Policía Nacional logra reducir un 90% las alarmas falsas de las empresas de seguridad privada

17 / 12 / 2013 Madrid

El director de la Policía ha inaugurado una jornada de trabajo sobre alarmas

Unos 150 representantes de empresas vinculadas a la recepción y gestión de alarmas y asociaciones de empresas de seguridad privada asisten al encuentro

En este acto se presentan dos proyectos enmarcados en plan Policía 3.0 que buscan una mayor eficiencia en la respuesta ante alarmas: el proyecto PROCEDA para la comunicación electrónica de alarmas reales al 091 y el proyecto PRISA que establece un protocolo de respuesta y actuación de la patrulla policial ante una situación de alarma

Los asistentes han abordado también el proyecto de la Ley de Seguridad Privada, profundizando en el papel preventivo de la seguridad privada en beneficio de la seguridad general, aprovechando e integrando funcionalmente su potencial informativo, recursos humanos y medios materiales

El director general de la Policía, Ignacio Cosidó, ha inaugurado esta mañana una jornada de trabajo sobre alarmas que congrega a unos 150 representantes de centrales de recepción y gestión de alarmas y asociaciones de empresas de seguridad privada. Un encuentro en el que se han presentado dos nuevos proyectos para una efectiva gestión y respuesta ante alarmas reales y se han analizado los resultados de años anteriores. Desde el año 2004 hasta la actualidad, la Policía Nacional ha reducido en más de un 90% las alarmas falsas de empresas de seguridad privada, reduciendo las intervenciones innecesarias de las patrullas policiales.

Ignacio Cosidó ha destacado que la “seguridad privada es un complemento de la seguridad pública para garantizar un derecho social básico e imprescindible de todos los ciudadanos”. El director ha incidido en la “subordinación de la seguridad privada a la seguridad pública, sumando servicios y capacidades, para ofrecer una respuesta eficaz no sólo a los peligros tradicionales sino a los nuevos retos de escenarios globales”. La Dirección General de la Policía sigue impulsando el plan “Red Azul”, puesto en marcha hace algo más de un año, para implicar a la seguridad privada en la colaboración con la seguridad pública. Más de 500 entidades se han adherido a este plan y se han registrado más de 60.000 actuaciones de colaboración en este primer año, 12.000 de ellas son colaboraciones y auxilios prestados por los vigilantes privados de seguridad a la Policía Nacional.

En este encuentro de trabajo se ha debatido el borrador del protocolo de actuación policial ante alarmas que busca una mayor eficiencia en la respuesta policial, evitando actuaciones innecesarias ante falsas alarmas, con los consiguientes vicios de rutina, y estableciendo un protocolo de actuación en el ámbito de la seguridad privada para que las alarmas estén correctamente verificadas. De las casi 240.000 falsas alarmas comunicadas a las patrullas policiales en 2004, se ha pasado a unas 20.600 en 2012, es decir, un 90% menos. Esto repercute en un aumento de la seguridad ciudadana, al no restar efectivos policiales a otros servicios de seguridad, y también se evitan riesgos de los vicios de rutinas ante tan elevado número de falsas alarmas.

En esta jornada de trabajo se han presentado dos proyectos vanguardistas para la modernización y mejora de la gestión y de la seguridad, especialmente de los vigilantes y policías intervinientes en la verificación y respuesta ante las alarmas. Estos dos proyectos se enmarcan en el plan Policía 3.0, impulsado por el Plan Estratégico de la Dirección General de la Policía, que busca un patrullaje inteligente y la conversión de las Salas del 091 en centros de inteligencia, mando y control. Uno de esos proyectos es el denominado PROCEDA que contempla la creación de una plataforma informática para la comunicación electrónica de las alarmas reales desde la central que las recibe al 091. El otro proyecto que hoy se ha presentado es el denominado PRISA, -Procedimiento de Respuesta e Intervención Segura ante Alarmas-, que recoge las normas básicas de actuación de la patrulla policial ante una situación de alarma.

Auxiliar y colaborador de las FCS

En la sociedad actual, la seguridad privada se configura como auxiliar y colaboradora especial de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, a las que complementa en su misión de proteger el libre ejercicio de los derechos y libertades, además de garantizar la seguridad ciudadana. Esta labor en beneficio de la seguridad común ha logrado la aceptación generalizada de la sociedad, que valora y reconoce positivamente su trabajo. El sector de la seguridad privada está integrado por más de 100.000 profesionales que cooperan con la seguridad pública en la prevención del delito y la protección de personas y bienes.

En la actualidad existen más de 1.500 empresas autorizadas que realizan funciones de seguridad privada. Cerca de un 80% se dedican a la actividad de instalación y mantenimiento. El resto a labores de vigilancia y protección y otras tareas relacionadas con centrales de alarmas.

Trabajo complementario y subordinado a la seguridad pública

En esta jornada se ha abordado también el proyecto de Ley de Seguridad Privada que “refuerza el control y la subordinación de la seguridad privada a la Policía Nacional”, ha señalado el director, “logrando una mayor eficiencia en la policía de seguridad gracias a esa cooperación del sector público y privado”. Durante este acto se ha incidido en su papel preventivo en beneficio de la seguridad general, aprovechando e integrando su potencial informativo, los recursos humanos y los medios materiales al servicio de la protección y seguridad de todos los ciudadanos. Ignacio Cosidó ha destacado “la importancia de sumar esfuerzos que repercutan en la calidad de vida y bienestar de la sociedad, teniendo presente que las actividades de las empresas y profesionales de la seguridad privada son complementarias y están subordinadas a la seguridad pública”.

La Policía Nacional logra reducir un 90% las alarmas falsas de las empresas de seguridad privadaLa Policía Nacional logra reducir un 90% las alarmas falsas de las empresas de seguridad privada             Descarregar



Jefes de seguridad : Funciones, Requisitos, Habilitación resaltar que similares pero diferentes al de Director de Seguridad.

Funciones

A los jefes de seguridad les corresponde, bajo la dirección de las empresas de que dependan, el ejercicio de la siguientes funciones:

  1. El análisis de situaciones de riesgo y la planificación y programación de las actuaciones precisas para la implantación y realización de los servicios de seguridad.
  2. La organización, dirección e inspección del personal y servicios de seguridad privada.
  3. La propuesta de los sistemas de seguridad que resulten pertinentes, así como la supervisión de su utilización, funcionamiento y conservación.
  4. El control de la formación permanente del personal de seguridad que de ellos dependa, proponiendo a la dirección de la empresa la adopción de las medidas o iniciativas adecuadas para el cumplimiento de dicha finalidad.
  5. La coordinación de los distintos servicios de seguridad que de ellos dependan, con actuaciones propias de protección civil, en situaciones de emergencia, catástrofe o calamidad pública.
  6. Asegurar la colaboración de los servicios de seguridad con los de las correspondientes dependencias de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad.
  7. En general, velar por la observancia de la regulación de seguridad aplicable.
  8. La dirección de los ejercicios de tiro del personal de seguridad a sus órdenes, si poseyeran la cualificación necesaria como instructores de tiro.

 

Habilitación

Para poder ser nombrados jefes de seguridad los solicitantes deberán haber desempeñado puestos o funciones de seguridad, pública o privada, al menos durante cinco años, y necesitarán obtener la pertinente tarjeta de identidad profesional, para lo cual deberán acreditar, a través de las correspondientes pruebas, conocimientos suficientes sobre la normativa reguladora de la seguridad privada, la organización de servicios de seguridad y las modalidades de prestación de los mismos.

La habilitación de los jefes de seguridad requerirá que los solicitantes aporten la siguiente documentación:

  • De carácter general:
    • Instancia del interesado.
    • Certificado médico de poseer aptitud física y capacidad psíquica necesarias para prestar servicios de Seguridad Privada, excepto para el personal en activo que ejerza funciones de seguridad pública o privada.
    • Certificado de antecedentes penales, expedido por el Registro Central de Penados para los españoles y extranjeros residentes en España, y documento original y equivalente que surta los mismos efectos para los solicitantes extranjeros no residentes.
      Estarán exentos de presentar este certificado los españoles y extranjeros residentes en España que en su instancia hayan autorizado expresamente a la División de Formación y Perfeccionamiento de la Dirección General de la Policía, su petición de oficio al Registro Central de Penados.
    • Declaración jurada a que se refieren los apartados e), f), y según los casos de los apartados g) y h) del artículo 53 del Real Decreto 2364/1994, de 9 de diciembre, por el que se aprueba el Reglamento de Seguridad Privada.
    • Fotocopia compulsada del Título de Bachiller, de Técnico Superior, de Técnico en las profesiones que se determinen, u otros equivalentes a efectos profesionales, o superiores. En caso de títulos equivalentes, deberá acreditarse mediante certificado expedido por la Dirección General de Ordenación del Sistema Educativo, dependiente del Ministerio de Educación.
    • Currículum vitae.
    • Dos fotografías tamaño carné.
    • Justificante acreditativo de haber realizado el ingreso de la tasapor habilitación de Jefes de Seguridad con arreglo al modelo 790 a favor del Tesoro Público, en las Entidades Bancarias o Cajas de Ahorros colaboradoras; cuenta restringida de la Agencia Estatal de la Administración Tributaria. El citado modelo 790 será facilitado en las Comisarías de Policía y deberá ser cumplimentado con los datos correspondientes, señalando como tarifa aplicable la sexta.
  • De carácter específico:
    • Acreditar el desempeño de puestos o funciones de seguridad pública o privada, al menos durante cinco años, adjuntando la siguiente documentación:
      • Certificación de la Delegación o Subdelegación del Gobierno u organismo competente que acredite el periodo de tiempo durante el cual ejerció funciones como personal de Seguridad Privada.
      • Certificado de vida laboral expedido por la Tesorería General de la Seguridad Social a fin de justificar el tiempo que estuvo empleado como personal de seguridad con las correspondientes altas y bajas. 
    • Superar las pruebas a que se refiere el artículo 11 de la Orden INT/318/2011, de 1 de febrero, sobre personal de seguridad privada
       

 

Requisitos

Los jefes de seguridad deberán reunir los siguientes requisitos:

  1. Ser mayor de edad.
  2. Tener la nacionalidad de alguno de los Estados miembros de la Unión Europea o de un Estado parte en el Acuerdo sobre el Espacio Económico Europeo. 
  3. Estar en posesión del título de Bachiller, de Técnico Superior, de Técnico en las profesiones que se determinen, u otros equivalentes a efectos profesionales, o superiores.
  4. Poseer la aptitud física y la capacidad psíquica necesarias para el ejercicio de las respectivas funciones sin padecer enfermedad que impida el ejercicio de las mismas.
  5. Carecer de antecedentes penales.
  6. No haber sido condenado por intromisión ilegítima en el ámbito de protección del derecho al honor, a la intimidad personal y familiar y a la propia imagen, del secreto a las comunicaciones o de otros derechos fundamentales en los cinco años anteriores a la solicitud.
  7. No haber sido sancionado en los dos o cuatro años anteriores, respectivamente, por infracción grave o muy grave en materia de seguridad.
  8. No haber sido separado del servicio en las Fuerzas Armadas o en las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad.
  9. No haber ejercido funciones de control de las entidades, servicios o actuaciones de seguridad, vigilancia o investigación privadas, ni de su personal o medios, como miembro de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad en los dos años anteriores a la solicitud.
  10. Superar las pruebas que acrediten los conocimientos y la capacitación necesarios para el ejercicio de las respectivas funciones.
En el caso de los nacionales de Estados miembros de la Unión Europea o de Estados parte en el Acuerdo sobre el Espacio Económico Europeo, para proceder al reconocimiento de la cualificación profesional que habilita para ejercer en España las profesiones de seguridad privada, deberán estar en posesión de los siguientes requisitos:1. Tener los conocimientos, formación y aptitudes equivalentes a los exigidos en España para el ejercicio de las profesiones de seguridad privada, para lo cual deberán estar en posesión de los siguientes documentos:

  1. En los casos en que el Estado de origen regule las diferentes profesiones de seguridad privada, el certificado de competencia o título de formación que las acredite como tal. Dicho certificado o título deberá reunir los siguientes requisitos:
  • Haber sido expedido por una autoridad competente de un Estado miembro, designada con arreglo a las disposiciones legales, reglamentarias o administrativas de dicho Estado.
  • Acreditar un nivel de cualificación profesional equivalente, como mínimo, al nivel inmediatamente anterior al exigido en España, mediante el certificado previsto en el artículo 19.2 del Real Decreto 1837/2008, de 8 de noviembre, para todas las profesiones de seguridad privada, excepto detectives privados.
  • Acreditar la preparación del titular para el ejercicio de la profesión correspondiente.
  1. En los casos en que el Estado de origen no regule las diferentes profesiones de seguridad privada, el documento expedido por la autoridad competente, acreditativo de haber ejercido la profesión de que se trate en ese o en otro Estado de la Unión Europea, durante al menos dos años a tiempo completo, en el curso de los diez años inmediatamente anteriores al momento de la presentación de la solicitud, siempre que esté en posesión de uno o varios certificados de competencia o de uno o varios títulos de formación.
    En todo caso, los dos años de experiencia aludidos no podrán exigirse cuando la persona solicitante acredite una cualificación profesional adquirida a través de la superación de una formación regulada de las definidas en el artículo 8 del Real Decreto 1837/2008, de 8 de noviembre, y que corresponda a los niveles de cualificación señalados anteriormente.

2. Hallarse inscrito en el Registro Central de Extranjeros.

3. Tener conocimientos de lengua castellana suficientes para el normal desempeño de las funciones de seguridad privada.

4. Los previstos en las letras a), e), f), g), h) e i) del primer apartado.

La carencia o insuficiencia de conocimientos o aptitudes necesarios para el ejercicio de las actividades de seguridad privada en España de los nacionales de Estados miembros de la Unión Europea o de Estados parte en el Acuerdo sobre el Espacio Económico Europeo, podrá suplirse por aplicación de las medidas compensatorias previstas en el artículo 5 de la Orden INT/2850/2011de 11 de octubre, por la que se regula el reconocimiento de las cualificaciones profesionales para el ejercicio de las profesiones y actividades relativas al sector de seguridad privada a los nacionales de los Estados miembros de la Unión Europea.

La pérdida de alguno de los requisitos indicados producirá la cancelación de la habilitación, que será acordada por el Ministro del Interior, en resolución motivada dictada con audiencia del interesado.

La inactividad del personal de seguridad por tiempo superior a dos años exigirá su sometimiento a nuevas pruebas para poder desempeñar las funciones que le son propias. Las pruebas podrán consistir en las siguientes modalidades:

  1. Ser declarado apto en las pruebas específicas que se convoquen por el Ministerio del Interior a tal efecto.
  2. Acreditar haber realizado un curso de actualización en materia normativa de seguridad privada, con una duración, como mínimo, de cuarenta horas lectivas, impartido por un centro de formación autorizado, bien en modalidad presencial o a distancia. 

Video informativo: Internacionalización, liderazgo y seguridad de Empresas. Julian Flores Garcia

Para mayor información sobre consultoria de seguridad en el enlace:

http://www.siseguridad.es/index.php/que-hacemos