Agentes del Equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil de Barbastro (Huesca), en el marco de la operación HERLOT.

La Guardia Civil detiene a un vecino de Huesca por abusar de sus hijas menores de edad y por el homicidio en grado de tentativa de su mujer

En algunos casos les daba dinero a las menores para que guardaran silencio por los abusos o incluso pegaba a su hija biológica para que no contase lo ocurrido

Introdujo pastillas anticuagulantes en una jarra de agua que habitualmente utilizaba su mujer para beber durante la noche tras haber sido intervenida quirúrgicamente

En los registros practicados se ha localizado 26 detonadores pirotécnicos, 4 botes de gas lacrimógeno, dos espadas, un cuchillo de carnicero y una carabina de aire comprimido

La Guardia Civil detiene a un vecino de Huesca por abusar de sus hijas menores de edad y por el homicidio en grado de tentativa de su mujer

Agentes del Equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil de Barbastro (Huesca), en el marco de la operación HERLOT, ha detenido a un vecino de la Comarca del Somontano, de 54 años, como supuesto autor de delitos de agresión sexual a sus hijas menores de edad, de homicidio en grado de tentativa hacia su mujer y de tenencia ilícita de explosivos.

El ahora detenido había abusado sexualmente de sus hijas menores de edad desde hacía tres años, y además había introducido medicamentos anticoagulantes en una jarra de agua que su mujer utilizaba para beber por las noches tras haber sido intervenida quirúrgicamente.

La investigación se inició tras recibir una denuncia por parte de una mujer que manifestaba que su marido, y padre de uno de sus hijos, había abusado sexualmente de las dos hijas menores y además lo había intentado con otro hijo menor de edad de la denunciante.

Los agentes tras entrevistarse con la denunciante y sus hijos descubrieron que el hombre habría intentado obtener algún tipo de favor sexual por parte de uno de los hijos de la mujer y éste se lo contó a su madre en presencia de sus hermanas, las cuales indicaron que desde hacía varios años el padre les realizaba tocamientos a ambas y las amenazaba de muerte si lo contaban. En algunos casos les daba dinero para que guardaran silencio o incluso pegaba a su hija biológica para que no contase lo ocurrido.

Tras varias gestiones realizadas, se constató que los supuestos abusos cometidos por el progenitor se venían produciendo desde hacía tres años y siempre que la madre no se encontraba en el domicilio a causa del trabajo.

El progenitor amenazaba a las menores con la muerte de la madre

Por otro lado, las menores indicaron que el padre las amenazaba continuamente diciéndoles que su madre iba a morir en una operación que le iban a realizar y que entonces la hija de mayor pasaría a ser su esposa.

A raíz de estas manifestaciones, la mujer denunciante de los hechos aclaró que había sido sometida a una operación, tras la cual los médicos le habían comunicado que había estado a punto de fallecer debido a una ingesta de anticuagulantes, a lo que ella había respondido que no tomaba medicamento alguno, resultando que era su marido el que tomaba unas pastillas anticuagulantes debido a una dolencia que padece.

Asimismo, aseguró que en la jarra que habitualmente utilizaba para beber agua durante la noche habían aparecido unos posos blancos y que el marido ante su insistencia por estos hechos le manifestó que era de la cal del agua. Por ello, los investigadores analizaron los residuos que contenían la jarra y determinaron que se había disuelto alguna sustancia en el agua.

Por los hechos expuestos anteriormente se procedió a la detención del progenitor, decretando el Juez de instrucción del Juzgado nº  2 de Barbastro (Huesca) el ingreso en prisión del detenido.

Durante los registros practicados por los agentes en el domicilio del ahora detenido se intervinieron 3 ordenadores con los que había accedido a numerosas páginas de contenido pornográfico e incluso habría buscado información sobre como abusar de sus hijos y evitar ser descubierto.

Asimismo, se inspeccionó la caseta de campo que poseía donde se localizó 26 detonadores pirotécnicos, 4 botes de gas lacrimógeno, dos espadas, un cuchillo de carnicero y una carabina de aire comprimido escondida tras un depósito.

Tras ser autorizado por el juzgado de guardia de Barbastro, se procedió a la destrucción del material explosivo localizado y el resto de armas han quedado en depósito, imputándole al detenido un delito de tenencia ilícita de explosivos.

En esta operación ha sido llevada a cabo por agentes del Equipo de Policía Judicial de Barbastro, y han contado con la colaboración del equipo Tedax y de un guía con perro detector de explosivos de la Comandancia de Zaragoza.

Para mas información pueden ponerse en contacto con la Oficina Periférica de Comunicación (O.P.C.) de la Comandancia de la Guardia Civil de Huesca al teléfono 974.-21.03.42, ext. 244, tfno. Móvil 680.44.10.07.

separador

Imágenes de la noticia

La Guardia Civil detiene a un vecino de Huesca por abusar de sus hijas menores de edad y por el homicidio en grado de tentativa de su mujer

Un buque de la Armada colombiana se integra en la Operación Atalanta de la mano de la Armada española

Un buque colombiano se integra en la Operación Atalanta de la mano de la Armada

12/08/2015

La experiencia servirá de modelo de futuras integraciones de otras marinas

El buque de guerra de la marina colombiana ‘7 de Agosto’ se ha incorporado a la Operación Atalanta como ‘Close Collaborator’ (literalmente, colaborador estrecho) en el control y protección de buques vulnerables y al servicio del Programa Mundial de Alimentos y en la lucha contra la piratería en el Océano Indico y en el Golfo de Adén.

El buque colombiano arribó el pasado día 8 de agosto al puerto de Yibuti tras pasar una Inspección de capacidades entre los días 14 y 17 de julio, dirigida por el personal del Centro de Evaluación de la Bahía de Cádiz (EVADIZ). La inspección en España consistió en una comprobación, mediante la evaluación en puerto y ejercicios en la mar, de la interoperabilidad y capacidades del buque para llevar a cabo operaciones de seguridad marítima integrados en una fuerza multinacional.

La participación del buque colombiano en la Operación Atalanta está auspiciada por la Armada Española en aplicación de un acuerdo de colaboración entre ambas marinas. La Armada Española, a través del mando español en la Operación Atalanta y de su buque insignia, el Buque de Asalto Anfibio ‘Galicia’, ayudará al colombiano ‘7 de Agosto’ a que su participación en la Operación sea un éxito y a que sirva además de experiencia y modelo de futuras integraciones de otras marinas.

La Armada española ha incorporado en el buque colombiano a un equipo de enlace para que sirva de conexión con la Operación Atalanta y las unidades españolas. Este equipo está compuesto por un oficial, un suboficial y un cabo primero, que permanecerán a bordo del ‘7 de Agosto’ hasta la finalización del despliegue en aguas del Océano Indico.

El patrullero colombiano ‘7 de Agosto’ es el segundo de la clase Fasser OPV-80 de la Armada Nacional de la República de Colombia y es el primer buque colombiano que participa en operaciones de lucha contra la piratería en el océano Índico.

El ‘7 de Agosto’, con una dotación de 65 personas, está al mando del Capitán de Navío Darwin Alberto Alonso Torres. Tiene 80,6 metros de eslora y 13 de manga y cuenta con dos cañones, uno de 20mm y otro de 40mm, 3 embarcaciones rápidas y una cubierta de vuelo con hangar para poder operar un helicóptero Augusta Bell 412.