El Ejército español comienza la instrucción en materia NBQ de militares senegaleses

El Ejército español comienza la instrucción en materia NBQ de militares senegaleses

Práctica con el equipo NBQPráctica con el equipo NBQ (Foto:RNBQ nº 1)

El curso se imparte en algo más de dos semanasEl curso se imparte en algo más de dos semanas (Foto:RNBQ nº 1)

El Ejército español ha comenzado, la pasada semana, a instruir a militares senegaleses en materia NBQ en la ciudad de Dakar. De esta forma se contribuirá a mejorar las capacidades militares del país africano y a proporcionar, así, más seguridad en la zona del Sahel.

Un equipo de cuatro militares del Regimiento de Defensa NBQ “Valencia” nº 1, compuesto por un capitán, un sargento 1º, un sargento y un cabo mayor, todos ellos con amplios conocimientos y experiencia en NBQ, será el encargado de instruir al Ejército senegalés en esta materia durante algo más de dos semanas, del 8 al 24 de julio.

El curso es impartido por un equipo que también incluye médicos, biólogos, farmacéuticos, ingenieros y bomberos —aunque éstos últimos no pertenecen al Ejército, llevan áreas relacionadas con las emergencias NBQ—. La primera semana se imparten clases teórico-prácticas del circuito básico NBQ, conceptos básicos sobre los que asentar las enseñanzas posteriores. Durante la segunda semana se darán sesiones teórico-prácticas sobre agentes químicos de guerra y TIC (Toxical Industrial Chemical), con un ejercicio de puestos de mando en Dakar; además de instrucción First Responder en el ámbito biológico. Por último, se harán prácticas de reconocimiento y descontaminación con el apoyo de bomberos.

El Ejército de Senegal no dispone de unidades NBQ, por lo que esta instrucción supone uno de los primeros pasos que éste da para su creación. De ahí la importancia de que los militares senegaleses conozcan los equipos y materiales del Ejército español, que todos los años son probados con agentes reales en campos de ejercicios específicos NBQ

Colaboración de la Fuerza Aerea española SAR con África. La delegación africana, estaba compuesta por siete militares de la Fuerza Aérea Islámica de Mauritania y de la Aviación Civil de Senegal.Curso coordinador SAR con Mauritania y Senegal en Canarias

Inaugurado un estudio de RNE en la base española ‘Gran Capitán’ y los Legionarios de vuelta a Ronda despues de su misión #Benmayah en Irak

Julian Flores Garcia
Director de seguridad,Segurpricat Siseguridad

     

Inaugurado un estudio de RNE en la base española ‘Gran Capitán’ y relevo de la Misión de Apoyo a Irak  donde La Legión finaliza el adiestramiento de la Brigada 92 en la Operación Inherent Resolve.

 

  • Desde ayer los militares desplegados en Besmayah pueden escuchar la programación de Radio Nacional y programas propios del contingente

Desde las 18.35 horas de ayer viernes, a través del dial 92,5 de la FM, el contingente español desplegado en la misión de apoyo a Irak puede escuchar su propia radio, emitida desde el estudio ‘Santa Teresa’, en la base ‘Gran Capitán’ de Benmayah en Irak.

Esta es la primera ocasión en que una misión internacional de las Fuerzas Armadas españolas dispone de un estudio de radio desde el que poder transmitir programación propia, gracias a una colaboración material y técnica realizada por Radio Nacional de España.

A la citada hora, pudieron escucharse los primeros acordes de la marcha “Tercios Heróicos”, interpretada por la Banda de Música de la Brigada de La Legión, mientras el comandante Ángel Timón, jefe de la Oficina de Comunicación del contingente español desplegado en Irak, pronunciaba unas primeras palabras de salutación y bienvenida.

A continuación entró en antena el coronel Julio Salom, jefe del contingente y de la base en Besmayah, localidad situada a unos 60 kilómetros al sur de Bagdad. El coronel Salom destacó la importancia del instante y lo que representa para las tropas españolas allí desplazadas disponer de una programación radiofónica, que combinará la de RNE con producción propia.

En conexión telefónica desde Madrid, el coronel Dionisio Urteaga, jefe de Departamento de Comunicación y Asuntos Civiles del Mando de Operaciones, destaco la importancia de este proyecto y avanzó la posibilidad de que, en un futuro, al menos las misiones internacionales con un mayor contingente puedan disponer de un estudio radiofónico similar al inaugurado ayer.

Agradecimiento por la labor realizada

El Comandante del Mando de Operaciones, almirante Teodoro López Calderón, también vía telefónica, se dirigió a los militares españoles que, a través de sus teléfonos móviles, sintonizaban la emisora. Tras agradecer su esfuerzo, felicitó por la excelente misión llevada a cabo en Irak a las tropas legionarias, que ya han comenzado su repliegue a España para ser relevadas por paracaidistas.

Tras la bendición de la emisora, el teniente coronel Francisco Ruiz Martínez, capellán del contingente, señaló que este estudio de RNE en Irak toma su nombre por coincidir su inauguración con el V Centenario del nacimiento de Santa Teresa.

Uno de los momentos más jocosos de la emisión inaugural se produjo cuando el almirante López Calderón y el comandante Timón procedieron a la entrega a quienes han colaborado a lo largo de la misión con la Oficina de Comunicación del contingente, de un diploma y un emblema nombrándoles miembros honorarios del equipo de comunicación.

Con el agradecimiento expreso tanto al personal civil, en especial de Radio Nacional de España, como militar que ha contribuido a que este proyecto se haya hecho realidad, concluyó la inauguración del Estudio RNE Santa Teresa de la Misión Apoyo a Irak. Una misión integrada en la Operación ‘Inherent Resolve

Operación Inherent Resolve

España ha decidido integrarse en la coalición internacional para la lucha contra el DAESH, acudiendo al llamamiento de las Naciones Unidas.

En este contexto, el ministro de Defensa compareció en el Congreso de los Diputados el 22 de octubre de 2014 para pedir autorización en el envío de instructores en apoyo a las Fuerzas Armadas iraquíes.

El Consejo de Ministros del 26 de diciembre de 2014 autorizó la participación de las Fuerzas Armadas españolas en cometidos de “adiestramiento y capacitación” de las Fuerzas Armadas iraquíes.

Con un número máximo en torno a los 300 efectivos, el personal se integra en los cuarteles generales de la coalición, unidades de adiestramiento para una Brigada de las Fuerzas Armadas iraquíes y unidades de apoyo y protección de la fuerza.

El despliegue previsto es un equipo de 200 entrenadores en el Build Partnership Capability (BPC) en Besmayah, a 30 kms de Bagdad y una Fuerza de Operaciones Especiales (FOE) de 95 hombres en el Bagdah Diplomatic Support Center de los Estados Unidos en Bagdad.

A ellos se les unen, 11 efectivos en los Cuarteles Generales de la Fuerza Operativa Combinada Conjunta (CJTF) en Kuwait, y del Mando Componente Terrestre de la Fuerza de la Coalición en Irak (CFLCC-I (JOC) y Fuerza Operativa Conjunta de apoyo a civiles (CSOJTF), los dos en Bagdad.

Inicialmente, estaba previsto el despliegue de 30 efectivos antes del fin de 2014, 150 a mediados de enero de 2015 y otros 120 a mediados de febrero, pero el calendario ha tenido que ser modificado por los retrasos en la obtención de autorizaciones iraquíes de sobrevuelo.

Ya han sido destacados oficiales en los Cuarteles Generales de la Coalición en Bagdad y Kuwait y un primer grupo de efectivos (32) de operaciones especiales a Irak. Además, ya se encuentran en la zona 122 legionarios.

El  lemade  la Operación ‘Inherent Resolve, “Nadie dijo que fuera a ser fácil” – como se comentó en el programa – sintetiza lo que han sido los algo más de cinco meses que finalmente van a permanecer los legionarios españoles instruyendo al ejército iraquí.

Misión de Apoyo a Irak .La Legión finaliza el adiestramiento de la Brigada 92

Durante tres meses, los instructores españoles han formado a esta unidad militar iraquí, ahora lista para entrar en combate contra el  yidahismo #Daesh

El llamado ‘Día de la Graduación’, celebrado ayer viernes en la base militar de Besmayah, a escasos 30 kilómetros de Bagdag, ha puesto punto final al adiestramiento de la Brigada 92, la unidad del ejército iraquí que durante los últimos tres meses han instruido legionarios españoles para prepararla en la lucha contra las fuerzas terroristas del Estado Islámico de Irak y el Levante (Daesh).

Durante esta jornada, bajo un sol de justicia y con temperaturas superiores a los cincuenta grados, las tropas entrenadas por el contingente español, con la colaboración de instructores portugueses y norteamericanos, demostraron las capacidades adquiridas, especialmente en combate urbano.

En el acto de graduación estuvieron presentes el coronel Julio Salom, jefe del contingente español desplegado en Irak, y el general Sabbah, jefe de la División 16 iraquí, en la que está encuadrada dicha Brigada.

Esta unidad del ejército iraquí quedó prácticamente desmantelada en el verano de 2014, tras la ofensiva del mes de junio que llevó al Daesh a las puertas de Bagdad.

La Brigada 92 está formada principalmente por soldados procedentes de la provincia de Niniwaw, situada al norte de Iraq, cuya capital, Mosul, ayudarán ahora a reconquistar.

La  92 es la primera Unidad del ejército iraquí no adiestrada por instructores estadounidenses, sino de otro país de la coalición internacional, en este caso, España.

Contingente español

El contingente español desplegado en Irak a principios de este año como parte de la coalición internacional de lucha contra Daesh, tiene como una de sus misiones prioritarias el adiestramiento de las tropas iraquíes

Entre otras responsabilidades, España lidera el Building Partner Capability (BPC) Besmayah de Irak, uno de los cuatro centros de instrucción desplegados por la coalición en Irak.

Los otros tres están dirigidos por Alemania, ubicado en Erbil;  Australia, situado en Taji y Estados Unidos, en Al Asad.

El cometido principal de estos BPC es adiestrar a doce brigadas iraquíes para incorporarlas a las operaciones contra el Daesh. Cada BPC debe adiestrar a tres brigadas en ciclos de adiestramiento de siete u ocho semanas cada uno.

El contingente español del BPC de Besmayah está formado por unos 70 instructores de la Brigada de La Legión. Fueron desplegados durante la primera quincena de febrero y, tras colaborar con los estadounidenses de la 82 División Aerotransportada del U.S. Army en el adiestramiento de la Brigada 75 iraquí, a primeros de marzo asumieron la responsabilidad principal de la instrucción de la reorganizada Brigada 92.

Articulados en seis equipos, uno se ocupa de instruir al personal iraquí del Estado Mayor de la Brigada en las labores de planeamiento y conducción de operaciones  y tres son de adiestradores de Infantería; cada uno de ellos debe formar a un batallón iraquí.

De igual manera, otro de Artillería instruye a un grupo artillero (equivalente a un batallón en este Arma)  y el  sexto equipo enseña a las unidades específicas de la Brigada iraquí en las tareas de Logística.

Elevar la moral

Cuando los adiestradores españoles recibieron en marzo a la Brigada 92 se encontraron con una unidad que carecía no sólo de personal y material, sino sobre todo de motivación y voluntad de victoria.

Los militares españoles optaron, de conformidad con el general jefe de la Brigada, por transmitir a los soldados iraquíes la mayor cantidad posible de conocimientos, en el menor tiempo posible, al objeto de elevar su moral frente al combate, fortaleciendo su autoestima y seguridad en sí mismos.

Durante un primer periodo de seis semanas, se instruyó a las tropas de la 92 en el perfecto conocimiento y manejo de su armamento,  el aumento de las capacidades de supervivencia en el campo de batalla, las técnicas de combate convencional y la especialización de parte del personal mediante cursos específicos.

También se realizó un intenso trabajo para el fortalecimiento del liderazgo de los cuadros de mando de la Brigada.

Mayor eficacia en ambientes urbanos

Uno de los objetivos prioritarios en la instrucción y adiestramiento ha sido conseguir un mayor nivel de preparación en misiones en ambiente urbano, donde la Compañía ‘Ranger’ de la Brigada 92 ha alcanzado un muy alto grado de eficacia.

Tras finalizar este primer ciclo, se ha realizado otro programa de instrucción de tres semanas para alcanzar el nivel de adiestramiento hasta el escalón de Compañía, así como un ejercicio final, con fuego real y explosivos, apoyo de fuegos, helicópteros y Zapadores, en el que se realizaron maniobras de avance, tanto a pie, como sobre vehículos blindados protegidos contraminas.

El adiestramiento facilitado por los legionarios españoles, que han realizado esta misión sobre la base de una amplia experiencia en anteriores casos como Afganistán, ha permitido que esta Brigada se convierta en la segunda del Ejército iraquí en ser totalmente reequipada con material moderno.

Como es habitual en todas las misiones internacionales en las que han participado y participan las Fuerzas Armadas españolas, la relación entre los soldados iraquíes y los adiestradores españoles ha resultado excelente.

Los propios efectivos del contingente, destacan que  las tropas iraquíes aprecian especialmente la voluntad de los soldados españoles de compartir con ellas las mismas penalidades, como la escasez de agua o las altas temperaturas.

Horas de espera en la zona de llegada de la terminal 1 del aeropuerto de Málaga merecieron la pena. Y es que con casi cuatro horas de retraso aterrizaba en la pista malagueña el avión que traía de regreso a casa a casi 200 legionarios que han finalizado su misión en Afganistán. Allí les esperaba más de un centenar de familiares que desde última hora de la tarde ya estaban impacientes porque llegase el ansiado momento.

Era evidente la llegada de los militares españoles, y es que sus familias y amigos les habían preparado un gran recibimiento. Banderas españolas, pancartas dándoles la bienvenida, regalos creados por los más pequeños para sus padres y hasta varios perros, que no quisieron romper con el viejo dicho que apunta a que son el amigo más fiel del hombre.

En la terminal todos buscaban a algunos de los mandos de la Legión que estaba en la zona, porque querían saber la hora definitiva de llegada. Finalmente se confirmaba que el aterrizaje se produciría a las 1:08. Fue cuando se acercaba esa hora cuando los nervios comenzaban a aparecer y muchos querían buscar una cristalera para poder ver el aterrizaje. Carreras hacia un lado y hacia otro del aeropuerto que rompieron en gritos de alegría y ánimos cuando los legionarios accedieron a la zona de recogida de los equipajes. Para entonces únicamente un cristal les separaba de sus seres queridos. “Ya no puedo más, cuatro meses es mucho tiempo”, señalaba uno de los familiares.

Petate al hombro los primeros legionarios, con el coronel Martín Bernardi a la cabeza, empezaron a salir entre el pasillo, a modo de campeones, y los aplausos de unos familiares que no pudieron aguantar más y se lanzaron a abrazar, besar y achuchar a estos hombres y mujeres que trataron de no perder la compostura, pero a los que se les vio visiblemente emocionados y que en algunos casos no pudieron evitar dejar caer más de una lágrima de alegría. “Pensaba que no me iba a reconocer”, decía uno de ellos cuando cogía en sus brazos a su hija de corta edad. Otros vieron cómo aquel bebé que dejaron era ya un niño crecido, mientras madres, esposas y novias no podían dejar de llorar. “Esto es muy duro”, decía una de ellas mientras esperaba la llegada de su hijo.

Ahora la imagen se repetirá a lo largo del resto del mes, hasta completar el relevo iniciado por el Ejército esta última semana.

Jorge Fernández Díaz se ha reunido también con el ministro de Asuntos Exteriores y de la Unión Europea, Inmigración y Asilo de Luxemburgo, Jean Asselborn.

Julián Flores @juliansafety

Siseguridad.es

Jorge Fernández Díaz participa en Luxemburgo en la Reunión informal del Consejo de Ministros de Justicia y Asuntos de Interior de la Unión Europea (JAI)

Ministerio del Interior

Luxemburgo, 09/07/2015

Reunión Informal del Consejo de Ministros de Justicia y Asuntos de Interior de la Unión Europea (JAI)

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, participa hoy en la Reunión Informal del Consejo de Ministros de Justicia y Asuntos de Interior de la Unión Europea (JAI), que se celebra en Luxemburgo en el marco del inicio de la Presidencia luxemburguesa del Consejo de la Unión Europea.

En esta reunión, los ministros de la UE han abordado la lucha contra el terrorismo, el ciberterrorismo y la ciberdelincuencia, así como la inmigración irregular y el asilo.

Previamente, Jorge Fernández Díaz ha mantenido un encuentro bilateral con su homólogo serbio, Nebojsa Sefanovic, con quien ha firmado un Protocolo entre España y Serbia para aplicación del Acuerdo entre Serbia y La Unión Europea sobre la Readmisión de Personas que residen sin autorización.

Jorge Fernández Díaz se ha reunido también con el ministro de Asuntos Exteriores y de la Unión Europea, Inmigración y Asilo de Luxemburgo, Jean Asselborn.

Relevo en la base de adiestramiento militar de Besmayah (Irak), se marcha La Brigada de la Legión del ejercito español

Julián Flores @juliansafety

Siseguridad.es

Desde febrero de este año los legionarios que han sido relevados, han impartido en cursos de seis semanas de duración, a 5.000 soldados iraquíes que luego parten a la guerra contra el Estado Islámico.La Bandera de España ya ondea, desde el 22 de febrero, en la base de adiestramiento militar de Besmayah (Irak), junto a la Bandera del país anfitrión, que solicitó a Naciones Unidas apoyo internacional para hacer frente a la situación de crisis que vive actualmente.

La Legión es una fuerza militar de élite del Ejército de Tierra Español, encuadrada dentro de las Fuerzas Ligeras del Ejército español, y está compuesta de los Tercios Don Juan de Austria y Alejandro Farnesio, más otras unidades de maniobra y de apoyo al combate y apoyo logístico al combate.
La “Legión” o “Tercio de Extranjeros”, como se denominó en su origen, fue resultado del esfuerzo personal del entonces Comandante de Infantería José Millán-Astray. El resultado desfavorable a las armas españolas en las guerras coloniales del norte de África creaba además disturbios en el país. Millán-Astray llegó a la conclusión de que España necesitaba un cuerpo de soldados profesionales, no de reemplazo, con una moral y espíritu de cuerpo que fueran equiparables a los de la Legión extranjera francesa. La Legión es la culminación de ese proyecto personal.
Tras su participación para sofocar los conflictos coloniales en el Sahara Español, tuvo participación activa junto al Bando sublevado en la Guerra Civil Española.
Tras una importante reestructuración en los años 1990, ha cubierto desde entonces varias misiones internacionales de mantenimiento de la paz en distintas zonas del mundo como Bosnia, Albania, Kosovo, Macedonia, Iraq, Afganistán, Congo y Líbano.[2]
La Legión Española está compuesta actualmente por tres unidades principales: * Brigada de la Legión Rey Alfonso XIII (BRILEG) * Tercio Gran Capitán 1º de la Legión * Tercio Duque de Alba 2º de la Legión

Las tropas españolas han vuelto a pisar suelo iraquí, un suelo que fue regado por la sangre de doce españoles caídos en acto de servicio y de otros que resultaron heridos en la última misión, desarrollada allí por nuestros soldados en 2003 y 2004.

Y al final, la guerra. La aventura de las tropas españolas en Irak

Los primeros efectivos, 30 hombres del Mando de Operaciones Especiales, con sede en Alicante, partían de la Base Aérea de Torrejón el miércoles por la noche, a bordo de un Airbus A310 del 45 Grupo del Ejército del Aire. Su misión será facilitar el despliegue del resto del contingente y ayudar a la formación y adiestramiento de las Fuerzas Armadas iraquíes, integrados en la coalición internacional contra el grupo terrorista DAESH (el comúnmente conocido como Estado Islámico). Días antes de que llegasen ellos ya viajaban seis militares españoles hacia los Cuarteles Generales de la operación en la región (cuatro en Bagdad y dos en Kuwait). Los 60 “boinas verdes” se desplegarán en la Baghdad Diplomatic Support Center (BDSC), en las proximidades del aeropuerto de Bagdad, zona bajo responsabilidad del Departamento de Estado de EEUU.

En las próximas semanas se desplegará el resto de la fuerza, hasta completar los 300 hombres: 200 legionarios de la Brigada de la Legión (BRILEG), con base en Viator (Almería), y efectivos del Mando de Ingenieros con sede en Salamanca. Los legionarios, pertenecientes a los Tercios “Alejandro Farnesio” y “Don Juan de Austria”, el Grupo de Artillería de Campaña II de La Legión, el Grupo Logístico y la Bandera de Zapadores Nº2 de la BRILEG, serán despedidos hoy en el Acuartelamiento “Álvarez de Sotomayor” de Viator.

Llegan más legionarios a Iraq

El contingente español de la Base Gran Capitán en Besmayah, se refuerza con una Sección de veintiocho nuevos legionarios para la Unidad de Protección

El paso mes de Mayo un nuevo grupo de legionarios españoles ya realiza su labor de vigilancia y protección en la Base y por los campos de adiestramiento donde vive y realiza sus tareas de adiestramiento al ejército iraquí, el contingente español desplegado en las inmediaciones de Besmayah, localidad iraquí situada al sur de Bagdad.

La nueva Sección, perteneciente a la X Bandera “Millán Astray”, Tercio Alejandro Farnesio, IV de La Legión y procedente de Ronda (Málaga), está integrada por cuatro mandos y veinticuatro miembros de tropa. Todo el personal ahora incorporado se formó y entrenó con el resto del contingente al cual se acaban de unir y durante todo este tiempo, desde que comenzó la “Misión Apoyo a Iraq”, ha continuado su preparación constituido como elemento de reserva, a disposición del Mando de Operaciones, según las necesidades de la Misión.

Los legionarios ahora incorporados vienen a incrementar la llamada Unidad de Protección, cuya labor se centra principalmente en tareas de vigilancia y en proporcionar protección y seguridad al resto del contingente, no sólo en el interior de la Base Gran Capitán, sino también en todas y en cada una de las actividades que se realizan en el exterior. De entre estas tareas, es muy conocida la de “ángeles de la guarda”, que consiste en vigilar y asegurar la integridad física de otros compañeros mientras desempeñan actividades con personal local, como por ejemplo, en reuniones, actos o labores de adiestramiento…
Con los recién incorporados, el número de militares desplegados en la Base Gran Capitán, en Besmayah, asciende a doscientos cincuenta y siete, mientras que en Bagdad se mantienen los treinta adiestradores de Operaciones Especiales, a los que, en breve, se espera se unan otros treinta miembros más, que podrían desplegarse en alguna otra base de la Coalición Internacional, al norte de Bagdad, liderada por algún otro país aliado en la lucha contra el terrorismo yihadista.

Desde aquí mi reconocimiento y mis mejores deseos para estos soldados que van a servir a España tan lejos de sus hogares, y mi abrazo para las familias que les estarán esperando aquí. Nuestro deber cívico como ciudadanos es dar apoyo moral a nuestras tropas, especialmente a las que desarrollan arriesgadas misiones tan lejos de España. Por mi parte, y a fin de que la labor de servicio que hacen estos valientes no pase inadvertida para sus compatriotas, podréis seguir las noticias que vengan de nuestro contingente de Irak a través de este blog, de la página de Facebook y de la cuenta de Twitter de Segurpricat Siseguridad (@careonsafety ).

En la retaguardia del Ejército iraquí, cerca de 300 militares españoles llevan casi dos meses librando su guerra particular contra el Estado Islámico #EI #Daesh. La vanguardia de los terroristas yihadistas se encuentra a 180 kilómetros de Bagdad, una vez que el EI se ha atrincherado en la ciudad natal de Sadam Husein (Tikrit), que ocupó hace medio año en su rápido avance por el norte suní de Irak y el este de Siria.

Esta organización terrorista ha perdido terreno en las últimas semanas frente a un Ejército iraquí que vuelve a dar una imagen de cierta cohesión, aunque dicha fotografía requiera de la ayuda internacional para no repetir la desbandada del año pasado. El hecho de que Tikrit siga en manos yihadistas #daesh y de que aviones de Estados Unidos hayan tenido que bombardear esta semana sus posiciones en el centro de esta ciudad es buena muestra de las limitaciones que aún tienen los soldados fieles a Bagdad, cuya inmensa mayoría son de origen chií.

España es uno de los países occidentales que este año han enviado tropas a Irak para sostener al Gobierno de Haidar al Abadi. En esta ocasión, no lo hace para mantener el orden en las calles de este país atravesado por el Tigris y el Eufrates, sino para proporcionar al Ejército regular iraquí el adiestramiento mínimo e indispensable con el que plantarle cara a las huestes del EI. Este trabajo, que empezó a mediados de febrero con el inicio del despliegue, se hace en dos grupos. Por un lado, 34 militares de operaciones especiales están destinados en el aeropuerto de Bagdad. Por otro, cerca de la localidad de Besmaya, a unos 60 kilómetros al sur de Bagdad, se encuentra la Legión con 208 efectivos.

En el primer mes de estancia en suelo iraquí, donde las temperaturas en esta época del año oscilan entre los 30 grados durante el día a los 10 o 12 por la noche, la misión española en Besmaya colaboró en la instrucción de un millar de iraquíes de la Brigada 75. Luego, el contingente de legionarios asumió a mediados de marzo el liderazgo en el adiestramiento de otros 1.200 hombres de la Brigada 92 con la ayuda de oficiales estadounidenses integrados en la TF-2-505, conocida como The Panthers, a la espera de que se sume otro país aliado a la estructura de mando.

La última parte del plan previsto es la instrucción de otras dos brigadas más antes de que se produzca el previsible relevo en julio, de manera que cuando la Legión abandone Irak habrá capacitado a cerca de 5.000 soldados iraquíes.

Una semana de descanso.

Cada plan de entrenamiento dura siete semanas, aunque hay una de descanso a mitad de la instrucción. Los adiestradores se reparten en cuatro equipos: uno de infantería, otro de artillería, el tercero es de logística y el último, sobre planeamiento de operaciones. Los alumnos iraquíes reciben entrenamiento en técnicas de combate en diferentes entornos, así como la instrucción básica necesaria para manipular armas pesadas, caso de los morteros. Además, se les imparten clases de conducción y mantenimiento de vehículos especiales, un programa específico para desactivar explosivos y un curso de primeros auxilios.

La base de adiestramiento de Besmaya es de gran tamaño, con una zona de acuartelamiento y otra para prácticas de tiro y ejercicios de combate urbano, que se asemeja en sus dimensiones a la de adiestramiento de San Gregorio en Zaragoza, una de las más importantes del Ejército de Tierra. Los barracones que albergan a los iraquíes distan unos 300 metros del de los españoles, quienes no salen del recinto y siempre van armados por cuestiones de seguridad.

Unos y otros hacen vida por separado cuando termina la instrucción, aunque eso no quita para que haya comidas de confraternización. Y en los ratos libres, los legionarios dan clases de árabe para tener una mejor comunicación con sus alumnos iraquíes.

El trabajo empieza temprano, alrededor de las seis de la mañana, y casi nadie se va a descansar antes de la once de la noche. “Cada uno de los integrantes del contingente tiene su tarea y su misión, sabedores de que el trabajo de cada individuo repercute en el trabajo colectivo, y todos se esfuerzan por realizar su labor lo mejor posible”, asegura a Tiempo el jefe del contingente español desplegado en Irak, el coronel Julio Salom.

En estas primeras semanas en Besmaya, una de las prioridades del contingente español es acondicionar lo mejor posible las infraestructuras y los alojamientos “para disfrutar de un mínimo de comodidad” mientras se esté allí y dejarlo todo lo más acondicionado posible para el previsible relevo de la Brigada Paracaidista.

Todo ello, sin menoscabo de las labores de adiestramiento o las misiones de seguridad del conjunto del contingente. Los soldados iraquíes, una vez que terminan su formación, parten de inmediato al frente de guerra. Los miembros de la Brigada 75 fueron enviados el 5 de marzo a Kirkush, 90 kilómetros al noreste de Bagdad, para luchar contra el EI. Y lo hicieron con “cánticos y alboroto” tras un breve acto de graduación presidido por el general iraquí que dirige la 16 División.

Cuando el 14 de marzo se pasó a la formación de la Brigada 92, el teniente coronel Francisco Javier Bartolomé se dirigió a los altos mandos de la 16 División: “Nosotros no somos los jefes de la Brigada 92, ustedes son sus jefes. Podemos plantear el mejor plan de adiestramiento, pero sin el trabajo de todos no funcionará. Necesitamos su máxima implicación”. Hacia el final de la reunión, el coronel Salom, jefe del contingente español, se levantó de su asiento e invitó al general iraquí a que le acompañara al estrado.

Ejemplo de subordinación.

“Mi general, quiero que vea a este grupo de soldados americanos y españoles. Los va a ver todas las mañanas en el campo pues son nuestros entrenadores. Hemos dejado a nuestras familias en España y en Estados Unidos para ayudarles”, le subrayó delante del teniente coronel White, jefe del contingente estadounidense en Besmaya. “Aquí estamos los dos comandantes, a su disposición en todo”, concluyó el coronel en un claro ejemplo de subordinación para que los generales iraquíes sepan que en esta ocasión son ellos quienes están al mando.

El contingente español se planificó para que llegase a un número máximo de 300 efectivos, aunque a principios de marzo había 249 entre Bagdad y Besmaya, a los que se añadían otros 9 oficiales de enlace en los cuarteles generales de la coalición –siete en Kuwait y dos en la capital iraquí–. En los planes iniciales del Ministerio de Defensa se habló de 95 militares de operaciones especiales en el aeropuerto de Bagdad, pero a día de hoy solo hay 34. Y es que el calendario ha sufrido retrasos desde que el Congreso de los Diputados autorizó a finales de octubre esta misión, cuyo coste previsto es de 35 millones de euros para los primeros seis meses.

Estaba previsto de inicio que el despliegue fuera el siguiente: 30 efectivos antes del fin de 2014, 150 a mediados de enero y otros 120 a mediados de febrero, pero las trabas burocráticas trastocaron el plan. Aparte de las autorizaciones de sobrevuelo en el espacio aéreo iraquí, hubo que acordar con el Gobierno de Bagdad un estatuto que otorga a los militares españoles un régimen similar al diplomático para ofrecerles inmunidad mientras dure su trabajo en el país árabe.

 

Escudos en la plaza España / PIO MISIÓN APOYO A IRAK

Os dejo el relato del PIO del contingente del Ejército en Irak, más concretamente desde el centro de instrucción en Besmayah –base «Gran Capitán»– donde los legionarios adiestran al Ejército iraquí en su lucha contra el autoproclamado Estado Islámico.
El motivo de su escrito no es tanto informarnos sobre los avatares de la instrucción o del proceso de formación de una nueva brigada del ejército iraquí como en otras ocasiones, sino algo más «ligero» pero de gran valor simbólico: la inauguración de la plaza de España en la base Gran Capitán:
«Desde el pasado domingo todas las provincias españolas y también Ceuta y Melilla, lucen sus escudos en la Plaza de España de la Base Gran Capitán en Besmayah… El frío aspecto del hormigón de los “T-wall” se ha transformado en un atractivo lugar en el que los militares españoles desplegados en Iraq, encontrarán representada su patria chica.
Cada escudo ha sido pintado, con mucho cariño y dedicación,  por integrantes del contingente nacidos, residentes o con algún vínculo afectivo con la provincia de que se trate, rivalizando unos con otros por su alta calidad. “Hay auténticas obras de arte”, comentaba el domingo el coronel Julio Salom, Jefe del contingente español desplegado en Iraq, “aunque hay que admitir que ha habido alguno que se ha tenido que repetir varias veces, hasta que ha quedado bien”.
Entre los escudos que más admiración han provocado, aunque no sea uno de los de mayor dificultad, se encuentra el de Cáceres, elaborado por la Oficina de Comunicación de la misión, aunque también lucen a un gran nivel los escudos de Huesca, Almería o Burgos…
“Todos están preciosos”, continúa el coronel Salom que ha participado personalmente en el pintado del escudo de Álava, “se ha trabajado mucho pero el resultado salta a la vista que merece la pena”…».

Ceremonia de inauguración / PIO MISIÓN APOYO A IRAK

En el acto militar, además de legionarios e ingenieros, participó el contingente portugués y una Sección estadounidense de la 82ª Div. Aerotransportada.
Próximos a acabar su misión, cuando vuelvan a casa los legionarios españoles no sólo habrán dejado el recuerdo del trabajo bien hecho, sino que desde el pasado domingo también han dejado plasmada la riqueza de la pluralidad y la convivencia, representadas en todos y cada uno de los escudos de la Plaza de España de la Base Gran Capitán»
FIN
El contingente español –desplegado en Irak desde principios de febrero– está conformado por efectivos de la Legión y del Mando de Operaciones Especiales. A partir de julio la Legión será relevada por la Brigada de Infantería Ligera Paracaidista (Bripac).
España, junto a la coalición internacional, tiene desplegados 250 efectivos en Besmayah con liderazgo español; otros 30 militares en la localidad de Taji, dedicada al adiestramiento en operaciones especiales y liderada por Australia; y otros 35 en el aeropuerto de Bagdad.

Misiles Patriot llegan a las instalaciones del Regimiento de Artillería Antiaérea (RAAA) nº 81 de la base “General Almirante” de Marines (Valencia)

  • Julián Flores @juliansafety

    Siseguridad.es

  • Actualidad

    miércoles 8 de julio de 2015

    Número: 4424

    El Patriot llega a su nuevo hogar

    El material Patriot adquirido por España a la Fuerza Aérea alemana se encuentra, desde hace unos días, en el que va a ser su nuevo hogar: las instalaciones del Regimiento de Artillería Antiaérea (RAAA) nº 81 de la base “General Almirante” de Marines (Valencia).

    El 2 de julio, de madrugada, atracó en el puerto de Sagunto (Valencia) el barco que transportaba el nuevo material, procedente de Alemania. Tras dos días de descarga y varios convoyes entre el puerto y la base “General Almirante”, el material ha quedado definitivamente alojado en Marines.

    Con su recepción, el RAAA nº 81 se convierte en el Regimiento Patriot del Ejército, ya que está previsto que tanto la Batería adquirida hace unos años como las dos compradas en 2014, junto con el resto de los elementos del sistema (una Central de Operaciones de Grupo, elementos de comunicaciones, herramientas y repuestos asociados), tengan como destino final esta unidad. Ahora, parte del material se encuentra desplegado en el marco de la misión “Active Fence” de la OTAN para la defensa del espacio aéreo turco.

    En los meses previos, el RAAA nº 81 ha estado ultimando la recepción de lo nuevo a la vez que preparaba la entrega del material del que se despide y que ha tenido hasta ahora en dotación: el Roland y el cañón de 35/90 mm. Los lanzadores Roland y las direcciones de tiro Sky van a ser trasladadas al polígono de Casetas, en Zaragoza, mientras que los cañones de 35/90 mm serán entregados en octubre al RAAA nº 94 y al Regimiento de Artillería Mixto nº 32.

    Transporte de un radar tras su llegadaTransporte de un radar tras su llegada (Foto:RAAA nº 81)A partir del 15 de agosto, el personal empezará a recibir formación para aprender a manejar el sistema Patriot con la ayuda del RAAA nº 74, que es la unidad que lo ha tenido y la que mejor lo conoce.

    Una vez que estén listos para operarlo, tomarán el relevo en Turquía a los componentes del RAAA nº 74, que llevan desde principios de año desplegados y que a mediados de julio enviarán su segundo contingente.

Curso “Ciberdefensa y tutela de derechos en las redes”, del 27 al 31 de julio en #Melilla

Del 27 al 31 de julio, en Melilla

Curso ‘Ciberdefensa y tutela de derechos en las redes’

Cartel promocional de los Cursos de VeranoCartel promocional de los Cursos de Verano (Foto:Ciudad Autónoma de Melilla)

La Consejería de Cultura de la Ciudad Autónoma de Melilla, en colaboración con la Comandancia General de Melilla, la Universidad de Granada, el Colegio de Abogados de Melilla y el Consejo Consultivo de Andalucía, ha organizado una nueva edición de los Cursos Internacionales de Verano “Ciudad de Melilla”.

Este año se impartirá el curso “Ciberdefensa y tutela de derechos en las redes”, del 27 al 31 de julio, en el Palacio de Exposiciones y Congresos de la ciudad autónoma. En él participarán los principales representantes de las instituciones relacionadas con la ciberseguridad y ciberdefensa de España.

La Universidad de Granada concederá a los alumnos un certificado, emitido por la Escuela Internacional de Posgrado, con un reconocimiento de 3 créditos ECTS (150 horas) como estudio de posgrado.

El Palacio de Capitanía de Barcelona, escenario de la reunión ministerial del Programa “Eurofighter Typhoon” es el avión de combate “multi-role” (avión de defensa aérea con capacidad de ataque a superficie)

El Palacio de Capitanía de Barcelona, escenario de la reunión ministerial del Programa Eurofighter

El Palacio de Capitanía de Barcelona, sede de la Inspección General del Ejército (IGE), ha acogido, durante los días 6 y 7 de julio, la “Eurofighter-Typhoon Ministerial Meeting”, la cita más importante relacionada con el programa del avión de combate europeo, a la que asistieron miembros de los cuatro Gobiernos participantes —español, británico, italiano y alemán—, así como de las industrias involucradas en el proyecto.

Las jornadas, que se realizan con una periodicidad de seis meses, tienen como objetivo el seguimiento y control de la marcha del programa, la toma de decisiones sobre su futuro y dirección estratégica. España estuvo representada por el secretario de Estado de Defensa, Pedro Argüelles.

Previamente a la constitución de la reunión, el jefe de la Inspección General del Ejército, teniente general Ricardo Álvarez-Espejo, recibió el día 6, en el claustro del Palacio, al secretario de Estado de Defensa. Tras los honores reglamentarios, se ofreció un almuerzo de trabajo a la delegación española. El programa de las jornadas se completó con una visita guiada al Palacio, que incluyó piezas musicales tradicionales de los países con representación en la reunión, interpretadas por la Música de la IGE.

Participantes en la reunión de BarcelonaParticipantes en la reunión de Barcelona (Foto:Adoración Tarancón/IGE)

La reunión de Barcelona toma el relevo de Edimburgo, ciudad que acogió estas jornadas en noviembre de 2014. La última vez que los responsables del proyecto Eurofighter se reunieron en España fue en Sevilla, en 2012.

El “Eurofighter Typhoon” es el avión de combate “multi-role” (avión de defensa aérea con capacidad de ataque a superficie) de nueva generación desarrollado por Alemania, Italia, España y Reino Unido, y adquirido hasta ahora por estos cuatro países, así como por Austria y el Reino de Arabia Saudita. En el programa participan diversas industrias españolas y proporciona al sector industrial español empleo de calidad y alto desarrollo tecnológico. Además, en España se encuentra una de las cuatro líneas de montaje del Eurofighter, concretamente en la planta de Airbus en Getafe.