Nueva misión de la OTAN de nuestro ejercito en Afganistán post-2014, Misión Resolute Support, con el envio de 300 soldados a principios de Noviembre.

Misiones de paz internacionales del Ejercito Español recopilacion de fotos

Nueva misión de la OTAN en Afganistán post-2014, Misión Resolute Support.

España está dispuesta a participar en la operación Resolute Support (Apoyo Decidido) que la OTAN pondrá en marcha en Afganistán cuando expire el mandato de la ISAF (Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad) el 31 de diciembre..solo se prorrogará un año, hasta finales de 2015, y no dos, que es el tiempo de duración previsto para la nueva misión de entrenamiento, asistencia y asesoramiento a las fuerzas de seguridad afganas, según fuentes de Defensa.

El contingente español se ocupa actualmente de operar el aeropuerto de Herat y aporta también el mando de la base y un hospital de campaña. En total, unos 300 militares que podrían elevarse hasta 400 si se hace cargo de la seguridad de la base.


Tropas españolas, cuatro semanas antes de partir a Afganistán, simulan un enfrentamiento con insurgentes y la evacuación de una autoridad local en helicóptero. El entrenamiento lo realizan en la recreación de un poblado afgano construido en la base almeriense de la Legión. Según los mandos militares encargados de esta misión, se trata de una reproducción fiel del verdadero teatro de operaciones con el que se van a encontrar dentro de unos días en Afganistán.

La OTAN no ha revelado cuántos efectivos tendrá Resolute Support, pero los planes apuntan a unos 12.000: la mitad serían aportados por EE UU y el resto por los demás socios. Otros 3.800 norteamericanos seguirían en Afganistán en misión antiterrorista, al margen de la OTAN.

Tras la Cumbre de Chicago, el Consejo Atlántico (NAC) aprobó la directiva de inicio (NID) de la nueva misión OTAN en Afganistán post-2014, Misión Resolute Support, cuya finalidad será la instrucción, el adiestramiento y el apoyo de las fuerzas después del 2014 y para la cual se está llevando en este momento el correspondiente planeamiento.

En el marco de la misión OTAN ‘Resolute Support’, la contribución principal estará compuesta por instructores y asesores militares, complementada en su caso con la aportación de ciertos capacitadores.

En la actualidad se han iniciado las negociaciones entre el senior civilian representative (SCR) de OTAN en Afganistán y el asesor de Seguridad Nacional afgano del presidente de ese país para la firma de un SOFA entre la OTAN y Afganistán que servirá de elemento clave del futuro marco legal de la nueva misión de OTAN en Afganistán.

ISAF

Antecedentes de la anterior misión internacional en Afganistan

El Consejo de Ministros, por Acuerdo de 27 de diciembre de 2001, autorizó la participación de unidades militares españolas en la Fuerza Internacional de Asistencia para la Seguridad (International Security Assistance Force – ISAF) en apoyo del Gobierno interino afgano.

Esta decisión se apoyó en la Resolución 1386 (2001) del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, que definía la naturaleza de la misión y que no ha cambiado en las sucesivas Resoluciones que han prorrogado el mandato.

Este mandato otorgado por el Consejo de Seguridad establece que la fuerza internacional desplegada en Afganistán debe apoyar a su Gobierno en el mantenimiento de la seguridad, con la finalidad de que éste pueda desarrollar sus actividades en un entorno seguro.

Las primeras unidades españolas llegaron al país asiático a finales de enero de 2002. El contingente, con una media de 350 efectivos, estaba formado por unidades de mando, comunicaciones y apoyo logístico, ingenieros, un equipo de desactivación de explosivos y otro de apoyo al despliegue aéreo.

En julio de 2004 el Gobierno español autorizó, con el acuerdo de la gran mayoría del Congreso de los Diputados, un aumento de nuestro contingente hasta 540 militares en consonancia con el cambio de cometidos de ISAF y su expansión a todo el territorio afgano.

Desde entonces, se ha ido ajustando nuestra presencia en Afganistán a la evolución de las necesidades en materia de seguridad, reconstrucción y desarrollo.

El concepto de afganización

La participación del Gobierno afgano en el proceso sigue siendo crucial. Este compromiso, que se llamó ‘afganización’, consiste en la asunción progresiva por parte del Ejecutivo de Kabul de sus propias responsabilidades a todos los niveles (local, nacional, regional y global) y en todos los ámbitos (político, económico, de seguridad, social, jurídico, etc.).

En referencia a la seguridad, el objetivo consiste en que el ejército afgano pueda operar autónomamente, para poder llevar a cabo una reducción progresiva de la dependencia internacional. Se puede afirmar que se han conseguido niveles aceptables en este ámbito.

Tal y como se contemplaba en las conclusiones de la conferencia de Londres celebrada en enero de 2010 sobre Afganistán, el Gobierno afgano necesitaba el apoyo internacional para extender su autoridad y capacidad de autogobierno a todo el territorio del país.

Para ello, en esta conferencia se acordó el desarrollo de un plan de transición de la seguridad que devolviera esta responsabilidad al gobierno afgano.

El siguiente objetivo era que las Fuerzas Nacionales de Seguridad Afganas (ANSF) pudieran asumir el liderazgo y conducir la mayoría de las operaciones en las áreas inseguras de Afganistán. Este objetivo también ha sido alcanzado de forma razonable.

Asimismo, también se autorizó un contingente de refuerzo de los Cuarteles Generales de ISAF y de personal de la Guardia Civil, con una entidad de 40 efectivos para la formación e instrucción de las fuerzas de Policía afganas.

El Gobierno consideró que este incremento del contingente, que se implicó más en el adiestramiento de las Fuerzas de Seguridad afganas, estaba en línea con los planteamientos propugnados por nuestro país para la resolución del conflicto.

Además, respondía al compromiso adquirido por España, como miembro responsable de la comunidad internacional con sus aliados de la OTAN y con la Organización de las Naciones Unidas, garante último de la legalidad internacional.

Por otro lado, también se contempló el apoyo a la seguridad en las provincias de Badghis y Herat durante las elecciones, constituyendo una Agrupación Táctica de 450 militares, de una forma similar a situaciones electorales anteriores. Esta unidad adquirió la capacidad operativa plena el 21 de julio de 2009, un mes antes de la apertura de las urnas.

La naturaleza diversa de las unidades españolas desplegadas en el terreno y de los cometidos a ellas asignados, ha permitido el desarrollo de numerosas y variadas acciones en beneficio del Gobierno y la población afgana, cumplimentando así la misión asignada. Todo ello está permanentemente favoreciendo la imagen y aceptación de nuestras tropas allí desplegadas.

Entre estas acciones, cabe destacar los proyectos de impacto rápido con los que, con desembolsos pequeños, se consiguen efectos importantes (generadores eléctricos, construcción de pozos, etc.) en el bienestar de la población.

Compromisos en adiestramiento, patrocinio y cooperación al desarrollo con el Gobierno afgano:

– En julio de 2008, el Ministerio de Defensa español suscribió un acuerdo con el Ministerio de Defensa afgano por valor de 14,5 millones de euros, para patrocinar (financiar, equipar y entrenar) una unidad tipo compañía del Ejército Nacional afgano, más la construcción de un acuartelamiento en Qala-i-Naw para un batallón de dicho Ejército.

– Las obras para la construcción de esta base operativa avanzada (FOB) comenzaron el 25 de mayo de 2009 y se prolongaron hasta junio de 2010, fecha en la que se inició el despliegue de un Batallón (Kandak) afgano.

– Construcción de la base de apoyo Provincial (PSB) , donde se ubicaba el PRT de Qala-i-Naw, y el Batallón de Maniobra, entre otras unidades.

– NATO Training Mission-Afghanistan (NTM-A). La finalidad de la NTM-A es la mejora del entrenamiento y ‘mentorización’ de las fuerzas de las Fuerzas Armadas y Policía afgana. España actualmente tiene desplegados equipos de asesoramiento y adiestramiento de Ejército (OMLT) y también policiales a cargo de la Guardia Civil.

– Cursos de formación de oficiales afganos en nuestro país. El VI Curso, que se desarrolló en el Centro Superior de Estudios de la Defensa Nacional (CESEDEN), se clausuró en junio de 2012 con excelentes resultados, igual que los anteriores. Esta vez, junto a los oficiales superiores afganos, asistió personal del Ministerio del Interior y del Ministerio de Asuntos Exteriores de Afganistán. En el año 2013 se llevó a cabo de nuevo dicho curso.

– Aportaciones económicas. El compromiso económico adquirido por el presidente del Gobierno en la cumbre de Estrasburgo–Kehl de 2009, se concretó en la aportación de cinco millones de euros al Fondo Fiduciario para apoyo al proceso electoral, más cuatro millones de euros al Fondo Fiduciario para el Ejército Nacional afgano (ANA) y 120 para ayudas a la reconstrucción en el período 2009–2012 (30 millones de euros al año).

– En la conferencia de Londres de enero de 2010 se efectuó un compromiso de 10 millones de euros para el Fondo de Paz y Reintegración Afgano.

– Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID). La AECID lleva a cabo programas en sintonía con el desarrollo estratégico nacional afgano, para cubrir las necesidades básicas de la población y fortalecer las instituciones locales. En este sentido, España ha contribuido con más de 40 millones de euros al Fondo Fiduciario para la reconstrucción de Afganistán (ARTF) .

Entre los proyectos llevados a cabo en el área de responsabilidad española cabe destacar los proyectos de infraestructura de comunicación rural, con las obras de mejora de la ‘ruta Lithium’, fundamental para la comunicación norte-sur en la provincia de Baghdis; de la mejora del sistema sanitario y la consolidación del acceso al agua en Qala-i-Naw.

La seguridad de las tropas, una prioridad

La seguridad de nuestras tropas desplegadas en Afganistán es una preocupación prioritaria del Ministerio de Defensa, desde que salen de España, se posicionan en su destino de actuación y regresan a territorio nacional. El Ministerio de Defensa realizó un importante esfuerzo en este sentido.

Así pues, y en este campo, este Departamento llevó a cabo un esfuerzo en beneficio de la seguridad de las fuerzas desplegadas en el terreno que se reflejó en la dotación de los mejores y más apropiados medios para el cumplimiento de la misión asignada y la protección de las tropas.

La dotación de los vehículos blindados sobre ruedas de alta movilidad táctica LMV (Light Movement Vehicles) y RG-31, con mejor protección ante ataques con todo tipo de explosivos, alta movilidad, e inhibidores contra explosivos accionados por control remoto, estuvo precisamente en esa línea.

En este contexto, durante el tiempo que se ha estado operando, se han desplegado también vehículos aéreos no tripulados (UAV) . Los UAV responden a la necesidad de obtención de información tanto por parte de nuestro contingente como, por extensión, del Mando Regional Oeste.

Por otro lado, el precio que las Fuerzas Armadas han pagado hasta el momento, no es pequeño. La misión ha contado con la participación de 20.000 militares a lo largo de estos años, ha tenido un coste de unos 3.500 millones de euros, en ella se han producido 100 bajas (96 militares, dos guardias civiles y dos intérpretes) y ha supuesto un gran esfuerzo para consolidar la estabilidad de Afganistán y luchar contra el terrorismo internacional.

Durante toda la misión, nuestras fuerzas han estado proporcionado un entorno seguro a la población afgana y a las agencias de ayuda humanitaria facilitando la actuación de las instituciones del Gobierno afgano, protegiendo los trabajos de reconstrucción y colaborando en la formación de las Fuerzas de Seguridad afganas, Ejército y Policía.

La Cumbre de Chicago. Consecuencias.

En la Cumbre de Chicago de mayo de 2012, la OTAN decidió realizar la transferencia de la responsabilidad sobre la seguridad en Afganistán a las fuerzas de seguridad afganas.

El proceso de transición que tiene previsto finalizar a finales de 2014 (fecha está en la que acaba el mandato de la resolución del CSNU para la misión ISAF). Este proceso está caracterizado por la cesión de responsabilidad de las tareas de seguridad, desarrollo y gobernanza al Gobierno afgano, el cual empieza a tener capacidades en los aspectos de seguridad y de administración, motivo por el que se ha puesto en marcha el proceso de transición.

Para las Fuerzas Armadas Españolas, esta decisión trajo consigo la planificación de una operación de repliegue. Así pues, durante el año 2013 se llevó a cabo el repliegue de la zona de Badghis, que comenzó el 21 de febrero, al entregar al Ejército afgano el puesto avanzado en Ludina. Posteriormente, se realizó la misma operación con los puestos avanzados de Moqur y Sanga Tesh, completándose el 25 de septiembre de 2013 con la entrega de la base de Qala-i-Naw, la principal base española en la provincia. Con ello culminó el repliegue español y la transferencia de todas las actividades de seguridad a las fuerzas afganas en esta provincia. Cabe destacar que durante este proceso no ha habido ningún ataque por parte de la insurgencia, ni perdidas de personal o material español.

Sin embargo, la presencia española continuará en la provincia de Herat con la gestión del aeropuerto civil y militar, la gestión de la actual base de la OTAN y la gestión de un destacamento logístico y de apoyo en el que se incluye la dirección de un hospital ‘Role 2’.

En lo que respecta al repliegue del material, que por su valor residual y condiciones operativas se decidió repatriar a Territorio Nacional, se establecieron acuerdos bilaterales o multilaterales con diversos países y organismos para facilitar su tránsito, que hasta el momento se está realizando sin problemas reseñables.

Esta operación, como consecuencia de la gran demanda por parte de todos los países involucrados, obligó a disponer de diferentes rutas que proporcionasen alternativas viables en su ejecución. Como otros países de ISAF (Francia, Alemania…) se optó por la realización de transportes multimodales (avión, carretera, barco), realizados por empresas civiles contratadas y con el apoyo del MAEC.

Las vías utilizadas fueron las siguientes:

– Norte 1: Multimodal a través de Azerbaiyán y Georgia, para material no letal. 
Herat (avión) – Baku / Azerbaiyán (carretera) – Poti /Georgia (barco) – Valencia.

– Sur : Multimodal a través de EAU , para todo tipo de material. 
Herat (avión) – Dubai (carretera / barco) – Valencia

– Central: Multimodal a través de Pakistán. Para material no letal y poco sensible dada la situación de seguridad. Se realizó por carretera desde Herat a Karachi y desde ese puerto por barco hasta Valencia, mediante la integración del material en grandes convoyes multinacionales de países OTAN operados por contratistas civiles.

Además, como se ha indicado, España está dispuesta a mantener en Afganistán parte de las capacidades actuales, siempre que sean adecuadas a la nueva misión, y a dar continuidad al compromiso adquirido con el pueblo afgano.

Se pretende aprovechar la experiencia adquirida y las inversiones efectuadas en las zonas de responsabilidad española durante ISAF. Se ha planeado que la aportación a la nueva misión OTAN se centre en Herat.

Nueva misión de la OTAN en Afganistán post-2014, Misión Resolute Support.

Tras la Cumbre de Chicago, el Consejo Atlántico (NAC) aprobó la directiva de inicio (NID) de la nueva misión OTAN en Afganistán post-2014, Misión Resolute Support, cuya finalidad será la instrucción, el adiestramiento y el apoyo de las fuerzas después del 2014 y para la cual se está llevando en este momento el correspondiente planeamiento.

En el marco de la misión OTAN ‘Resolute Support’, la contribución principal estará compuesta por instructores y asesores militares, complementada en su caso con la aportación de ciertos capacitadores.

En la actualidad se han iniciado las negociaciones entre el senior civilian representative (SCR) de OTAN en Afganistán y el asesor de Seguridad Nacional afgano del presidente de ese país para la firma de un SOFA entre la OTAN y Afganistán que servirá de elemento clave del futuro marco legal de la nueva misión de OTAN en Afganistán.

2 Comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s