La crisis ucraniana tendrá sus más graves consecuencias no solo para Ucrania, sino también para Rusia que probablemente está entrando en un largo período de confrontación con EEUU.

 

Cooperación técnico-militar entre China y Rusia en el contexto de la crisis ucraniana

Vasili Kashin
Experto del Centro ruso de Análisis de Estrategias y Tecnologías


 

 

 

 

La actual crisis ucraniana marca un momento crucial en el desarrollo de las relaciones de Rusia con los países de Occidente. Se ha deteriorado notablemente la confianza entre Rusia y su contraparte estratégica: la UE y EEUU. Todo esto tendrá consecuencias de largo alcance para la colaboración técnico-militar entre Rusia y China.


 

Cooperación técnico-militar entre China y Rusia en el contexto de la crisis ucraniana

 

Casi no hay esperanza de que la crisis de Ucrania termine en un futuro previsible. La economía ucraniana está en ruina, la administración pública es débil, las discrepancias étnicas se han exacerbado y el problema de la corrupción sigue sin resolverse. Aun si se logra mitigar la crisis, Ucrania seguirá siendo una fuente de problemas durante muchos años, empañando las relaciones entre Rusia y Occidente.

 

En estas circunstancias, es vital para Rusia contar con el apoyo de países como la India y China. Los chinos son el socio comercial más importante de Rusia en los últimos años y el desarrollo de estos vínculos desvirtúan cualquier estrategia occidental por aislar a Rusia.

 

La crisis ucraniana tendrá sus más graves consecuencias no solo para Ucrania, sino también para Rusia que probablemente está entrando en un largo período de confrontación con EEUU. La resistencia a las presiones estadounidenses puede convertirse en la tarea prioritaria del país relegando a un segundo plano las demás razones. Esto tendrá consecuencias de largo alcance para la cooperación técnico-militar rusa con China que próximamente se afianzará de manera definitiva como el más importante socio geopolítico de Rusia.

 

Hasta el momento, las relaciones de Rusia con China en el ámbito técnico-militar se ha definido por toda una serie de complicados factores. Se tenía que tomar en consideración diversos aspectos de política exterior, el nivel de relaciones con Occidente, el riesgo de fuga de tecnologías, la posible competencia por parte de China en los mercados de armamentos de terceros países y la necesidad de anticiparse a un posible, aunque poco probable, agravamiento de las relaciones bilaterales. Por estas razones, China ha tenido un acceso limitado a ciertas tecnologías militares rusas, y estas limitaciones han sido incluso más drásticas que en caso de la India.

 

Actualmente, es muy probable que Rusia levante parte de las prohibiciones para las exportaciones de armas. Está vitalmente interesada en un rápido crecimiento del potencial militar de los demás países del BRICS, sobre todo, China. Ahora que EEUU se convierte en la principal fuente de amenaza para Rusia y está desatando, poco a poco, una nueva edición de la Guerra Fría, el país necesita que las FFAA de China aumenten lo antes posible su potencial ofensivo, porque apresurando su rearme reducimos las posibilidades de EEUU de presionarnos.

 

Si la crisis ucraniana se desarrolla de acuerdo con un escenario negativo, pueden esperarse más modificaciones de la cooperación chino-rusa en el ámbito técnico-militar con su proyección a esferas más delicadas, como el desarrollo y construcción de submarinos nucleares y equipos para ellos, la exportación de equipos espaciales incluidos los reactores nucleares para cosmonaves que tanto interesan a los chinos desde hace ya muchos años, la fabricación conjunta de sistemas de alerta temprana antimisiles, entre otras áreas.

 

Paralelamente podemos ampliar el marco de la cooperación técnico-militar con la India. En las actuales circunstancias, a Rusia le conviene convertir rápidamente a los países del BRICS en poderosos centros de fuerza independientes con importante potencial militar. En caso contrario, le tocará contrarrestar a solas la presión occidental.

 

Todo esto induce a pensar que este año aparecerán nuevas importantes iniciativas de cooperación técnico-militar de Rusia con China y otros países en desarrollo.

 

 

 

Fuente: La Voz de Rusia
Fecha: 19/03/14

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s